Tatis hace caja con las marcas, que se dejan seducir con su enfoque atrevido

A Fernando Tatis III la gerencia de los Padres lleva un año lanzándole el anzuelo de una extensión que le compre sus años de salario mínimo, arbitraje y parte de la agencia libre, pero el torpedero petromacorisano resiste las tentaciones. En 2019 jugó por US$555,000 y en el 2020 recortado bajó a US$219,185. Para 2021 ganará al menos US$570,500.

El gerente AJ Preler ha declarado “amarrar” al Niño como un tema de “alta prioridad”. La agencia que lo representa, MVP Sports Group, tiene experiencia en contratos grandes, con tres de los 13 pactos activos de al menos US$225 millones; Joey Votto, Albert Pujols y Manny Machado.

Pero Bebo, como también le llaman sus cercanos, tiene otras fuentes de ingresos que les permiten ganar tiempo y obtener valor en el terreno.

La bebida hidratante Gatorade es la más reciente multinacional que se suma al catálogo de marcas que patrocinan a este chico de 21 años, que no ha jugado una temporada completa (lleva 143 partidos). Él, junto al NBA Damian Lilliard y el golfista Matthew Wolff, son las figuras escogidas para el lanzamiento de la línea “Bolt24”, una reposición de energía baja en calorías.

La campaña en Estados Unidos comenzó la semana pasada en televisión nacional, redes sociales, vallas, periódicos y radio. “Bolt24 está rompiendo algunas reglas nuevas para nosotros, y Fernando es un tipo que está escribiendo sus propias reglas del juego”, dijo Jeff Kearney, jefe global de mercadeo de Gatorade.

Un catálogo que crece

Sus otros acuerdos incluyen Adidas, Hyperice, guantes Mizuno y bates Victus. Gatorade, propiedad de PepsiCo, trabaja con varios peloteros a nivel regional, pero Tatis se une a Jeter y Bryce Harper como los únicos jugadores con acuerdos nacionales de patrocinio de la marca durante las últimas dos décadas, de acuerdo a Forbes.

Tatis fue el jugador más buscado durante la postemporada en la biblioteca de videos en línea MLB Film Room, y agregó más seguidores de Instagram que cualquier otro pelotero durante la temporada. Tuvo la cuarta camiseta más vendida del béisbol durante 2020, detrás de un trío de estrellas del gran mercado como Harper, Mookie Betts y Aaron Judge.

“La próxima generación de muchachos, como Tatis, aborda el juego de manera diferente. Tienen personalidades más grandes y se divierten más, y aunque pueda molestar a los puristas, esa energía es buena para el béisbol”, dijo a Forbes Bill Sanders, que representa a Clayton Kershaw.

La MLB se ha convertido en un deporte donde los mayores ingresos llegan por los acuerdos de TV por cable regional, con audiencia baja aun en la Serie Mundial y el Juego de Estrellas.

Mientras estrellas de la NFL y NBA suelen ser más comercializables, en parte por su gran exposición en la postemporada, en la MLB no ocurre igual. Mike Trout, que genera consenso en que es el mejor jugador activo, es una muestra de un gran atleta que encaja en la ecuación. Ha jugado solo tres partidos de playoffs en su carrera de 10 temporadas.

Complementa esa tesis los casos de Jeter y David Ortiz, habituales maniquíes de marcas. “Los playoffs y su audiencia televisiva nacional lo significan todo para las marcas”, dice Sanders. Ortiz llegó a facturar hasta US$5 millones por vía de sponsors.

Tatis ayudó a los Padres a llegar a la postemporada este 2020 por primera vez desde 2006, que era la segunda mayor sequía. Y el equipo acaba de sumar al zurdo Blake Snell, desde los Rays, que aumenta las opciones de playoffs para 2021 y de mayor exposición a nivel de Estados Unidos.

Compartir Ahora

Author: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 1 =