Se casó a los 13 años, sufrió violencia y se prostituyó; la dura historia de vida de

Hasta hace poco sólo era conocida por los usuarios de redes sociales y seguidores del género urbano, sin embargo, un polémico e inapropiado baile protagonizado por ella junto a su hijo menor de edad en una transmisión en vivo para sus redes sociales en el que estuvo presente su hermanita la pusieron en la mira de la justicia dominicana.

Tras la indignación colectiva el Ministerio Público abrió una investigación contra la “instagramer” Mary Esther conocida como Mami Jordan.

La Fiscalía de Santo Domingo Este indicó que el proceso de investigación lo realizan junto a la Dirección de Niños, Niñas y Adolescentes. Según declaró el productor de contenido Santiago Matías en unas recientes declaraciones a los medios de comunicación “Mami Jordan” es una joven de 28 años que no ha tenido una vida fácil.

Abuso físico por parte de su expareja y padre de sus dos hijos, prostitución y situaciones de violencia; además de ser madre soltera, son algunas de las cosas que ha tenido que sobrepasar la polémica mujer.

En una entrevista con Alofoke realizada el pasado año, ella confesó que se casó a los 13 años y practicó boxeo como una forma de complacer a su padre, quien le exigía que se destacara o se atendría a las consecuencias. “Me dijo tienes que ganar sino te vas a enfrentar a mí”, señaló.

De acuerdo a un perfil de ella hecho por el canal de YouTube 829Music Mundial la joven, quien es oriunda de Bonao y tiene poco tiempo en Santo Domingo, viajó Bávaro, donde se mudó con un sujeto de 26 años, cuando sólo tenía 13; allí fue maltratada por su expareja y se dedicó a la prostitución.

Confesó a Santiago Matías alias Alofoke que cuando ella tenía 6 meses de embarazo su expareja le dio una golpiza tan grande que le hizo perder al bebé. Dijo que después de ese episodio siguió con su entonces marido porque era una niña y lo amaba.

Aseguró que y tras salir de esa relación se quedó en Bávaro prostituyéndose y llegó a acumular 6 millones de pesos, gracias a un hombre que conoció en esta profesión, al que le mentía para que le otorgue el dinero.

Durante la sincera entrevista habló de lo mal que se lleva con su familia y que “su madre no sabe ni siquiera el día que cumple años”.

“Solo me llamaba para pedirme dinero, ella es muy interesada”, reseñó.

También confesó que por las únicas personas por las que llora, vive y daría su vida es por sus hijos. “la gente me ve como loca, pero yo soy loca con mis hijos”.

Aunque no terminó una carrera universitaria ni le interesa, señaló que sus hijos sí deben estudiar una profesión y que trabaja día a día para que ellos no sufran.

Lo vivido esta semana con su hijo no ha sido su única polémica, de acuerdo al canal de YouTube 829music, hace unos meses ella salió en un video en vivo prácticando o simulando sexo con su pareja.

Opinión de experta de la conducta y representante de la Unicef

Luego de ver un video donde se observa a Mami Jordan bailar con su hijo, la terapeuta familiar, Ana Simó, expresó que definitivamente, en el audiovisual se ven movimientos que realmente llaman la atención, que son incestuosos y que realmente incitan al abuso sexual.

Simó sostuvo que las acciones de la “influencer’” deben tener consecuencias porque en el país la sexualidad está muy normalizada y muchas veces los adultos quieren arrebatarle la inocencia a sus hijos “y ahí es la autoridad tiene que lamentablemente entrar”.

De su lado, la representante en el país del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, Rosa Elcarte, dice que los padres no están autorizados para “hacer lo que le da la gana con su hijo” y recordó que por eso el Estado está facultado para intervenir y despojar de la patria potestad a un progenitor cuando abusa del menor.

Aclara que los niños no son objetos de los padres, como tampoco son las mujeres de sus maridos.

Los menores son personas independientes, con sus propios derechos, derecho a la integridad física, psicológica, sexual y se les debe cuidar su imagen, indica Elcarte y señala que así lo establece desde hace más de 25 años la Convención de los Derechos Humanos.

“No, no, no y definitivamente, no. Un padre no puede hacer lo que le da la gana con su hijo”, dice Elcarte.

Compartir Ahora

Author: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =