¿Es normal si no llego al orgasmo?

Si te haces esta pregunta diariamente, no temas. Esta problemática es muy común y hay opciones para entender y solucionar lo que te ocurre.

Muchos años se repitió la siguiente cifra: que el sesenta por ciento de las mujeres no llegaba al orgasmo. Puede que haya cambiado o que te parezca un dato chocante, pero sea la cantidad que sea, muchas mujeres no alcanzan el orgasmo.

Llegar a este punto es muy importante en la vida sexual, tanto de un hombre como de una mujer, pero la verdad es que no lo es todo, ¿sabías? Si a ti te cuesta llegar al orgasmo, puede que estén pasando otras cosas por la cabeza.

Qué sucede

¿Es normal si no llego al orgasmo?

Para empezar, tenemos que comenzar a fomentar el deseo y no fijar la idea de que la penetración vaginal, en el caso de las mujeres, es la única manera de llegar a un orgasmo. Tanto el pene como el clítoris pueden ser estimulados y lograr un orgasmo sin penetración.

Por otro lado, tiene que dejar de ser una exigencia. No es un trabajo que debe ser exitoso, es tu vida sexual. Por lo tanto, puedes trabajar para ello sin pensar que si no lo consigues es un fracaso.

También, puede que no sientas esa conexión con tu pareja como al principio de la relación. O estés cansada, estresada o preocupada. Todos estos factores externos licúan tus ganas y tu deseo, ¿y quién puede culparte?

Qué hacer

¿Es normal si no llego al orgasmo?

Lo primero y principal es entender que no hay algo para arreglar, no se rompió algo dentro de ti que merezca ser arreglado. Si esta situación es un punto de partida para repensar tu deseo, esto puede ser algo genial.

Es hora de perder la vergüenza y explicarle a tu pareja lo que te está pasando, ¿quién sabe si no le ocurre lo mismo? La confianza es la base de cualquier relación y te liberará muchísimo poder hacerlo. A tu tiempo y a tu manera, por supuesto.

Hablar es sanador, pero incluso los expertos pueden ayudar. Terapia, incluso de pareja, una sexóloga, ginecóloga o quién consideres pueden echarte una mano para entender que esto les pasa a miles de mujeres y no está mal.

Finalmente, también resta pensar en el placer que quieres para tu vida. ¿Estás deseando cosas? ¿Qué te gusta y qué no? Es el momento para redescubrir tus placeres y explorar cosas nuevas, ¿no te parece?

Llegó la hora de dejar de pensar en lo normal o anormal y sí en lo que te hace bien y lo que no.

Compartir Ahora

Author: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + dieciocho =